Entrevista a Luciano Nícora, un emprendedor que empezó como casi todos: él solo con una idea y ganas de hacer algo distinto.  

 

Al cabo de unos años llegó a gerenciar VN Global BPO, una compañía con más de 1.000 empleados que opera en Argentina y Uruguay. Será por eso que en sus comienzos fue seleccionado “el” Emprendedor Endeavor y uno de los responsables de que esa fundación se radique en Córdoba.

 

  - ¿Qué va a ocurrir con el ecosistema emprendedor (como ustedes lo denominan), en los próximos 5 años en Córdoba y el país?
- Córdoba ha sufrido en los últimos 10 años un cambio estructural importante, hay cada vez más personas que quieren llevar adelante sus proyectos personales. Esto ha cambiado mucho después de la acción de fundaciones dedicadas al emprendedorismo que han cambiado la agenda de los jóvenes. Creo que estamos frente a una ciudad emprendedora. Cuando recorro universidades o diferentes grupos, siento que está en la agenda personal de los jóvenes tener su propio proyecto. Córdoba vuelve a recuperar ese impulso que tuvo un siglo atrás cuando vinieron los primeros inmigrantes y la hicieron una provincia emprendedora. Con lo cual, calculo que en 5 o 10 años vamos a tener expresiones muy acabadas de empresas que van a dar que hablar, grupos de emprendedores que consolidarán empresas nacionales e internacionales.

- ¿Sólo las fundaciones deben fomentar el emprendedorismo? ¿O deben involucrarse otros actores?
El tercer sector ha encontrado en esto un elemento más de ayuda social. ¿Por qué? Porque las Pymes son las que más puestos de trabajo generan y es con las fundaciones con quienes la sociedad se siente más identificada.

- Sería algo así como el paralelo a la historia de Maradona: un hombre que viene de abajo con quien la gente que se identifica y cree que si él pudo, ellos también...
- ¡Exacto! Eso hace que el concepto de emprendedor termine siendo más permeable desde el punto de vista social, porque hace al sueño de cualquier ciudadano argentino para que pueda convertirse en empresario. 

Hace 20 años atrás esto estaba signado a una cuestión casi de castas: si nacías en una familia de empresarios ibas a ser empresario, sino nunca ibas a serlo. Este cambio es el que promueve el emprendedorismo. Lo bueno es que se renueva el parque de empresarios, lo cual da a pensar que es por mérito que uno sea empresario y no por haber nacido en familia aristocrática. La sociedad ve con muy buenos ojos a estos nuevos empresarios que ponen en el eje de discusión el desarrollo productivo del país.

 

- ¿Quiénes van a impulsar al sector en 10 años?
- Seguirán siendo las fundaciones y también las universidades que se acercan a una velocidad enorme. Estas últimas están involucrando desarrollo de centros emprendedores, incorporando materias en relación al emprendedorismo y algunas escuelas de negocios que orientan al emprendedorismo directamente.

- ¿Y el Estado?
- Hoy veo a la Presidenta hablando de emprendedores, al Gobernador de Córdoba asistiendo a eventos de emprendedores, con lo cual creo que los políticos están entendiendo que se trata de un sector que tienen que mirar con mucha atención. Y en ese sentido deberían estar promoviendo políticas que faciliten el desarrollo emprendedor porque lo que hay que lograr es la igualdad de oportunidades.

- El perfil del emprendedor norteamericano es el de un profesional que luego de haber trabajado en una multinacional, decide comenzar su propio negocio. En  Córdoba tenemos varias multinacionales ya, ¿cuánto falta para que eso suceda?
- Yo hablaría de otro fenómeno o de dos tipos de emprendedores. Identifico por un lado a los emprendedores “Junior” y por otro a los “Senior”.

 Los primeros son más de garage, son más jóvenes y tienen inquietudes pero pocos conocimientos de gestión, entonces es posible que ese emprendedor tenga más dificultades, lo que no significa que no lo puedan hacer. Generalmente están entre 18 y 24 años, están estudiando y no tienen experiencia de vida como para haber vivido en un entorno de trabajo. Este tipo de emprendedor es financiado por las cuatro “F” (Family, Friends, Founders & Fool, que significa idiota en inglés haciendo referencia a la plata no inteligente) La gran masa de emprendedores viene de allí. 

Los “Senior”han trabajado en el sector corporativo, son profesionales con un MBA y tienen 10 años de experiencia. Por eso deciden comenzar su camino, porque además reciben “seed capital”, es decir un capital inicial para su start up. Esto se da en Buenos Aires y en menor medida en Córdoba...

 

- Dos perfiles distintos...
- Sí, pero los dos sirven, conviven, los dos son importantes y necesarios. Simplemente que el Senior es un proceso evolutivo del Junior.

- Hace algunos años atrás no estaba muy bien visto emprender porque se relacionaba a los emprendedores a personas sin trabajo que tenían que salir a rebuscársela. ¿Empieza a cambiar esa imagen?

- Sí, definitivamente. Esa visión viene de la época de nuestros padres donde había
una estructura mental en la cual ser empresario estaba asignado solamente al hijo de un empresario. Con el tiempo empezaron a aparecer algunos “loquitos” que no se resignaban a esa idea y de la mano de ellos algunos casos de éxito y los medios de comunicación lograron hacer visible esta realidad.

- Describime los comienzos de un emprendedor...
- ¡Es difícil! Tiene que lograr que un cliente le compre cuando no lo conoce y no tiene experiencia; tiene que lograr que un proveedor le fíe cuando no lo conoce y no tiene experiencia; tiene que lograr que un grupo de gente que va a trabajar con él confíe. Es tan complicada toda esa coordinación que sólo alguien que está enamorado de su idea logra superar esos obstáculos.

- ¿Cuál es el perfil de un emprendedor?
- Lo más importante que tiene es la inquietud. Un emprendedor por definición es disconforme, es alguien que no está contento con lo que ve, constantemente quiere transformar cosas y entonces cree que puede modificar el entorno social en el que se desempeña. Y eso se refleja luego en su propia compañía. Los de alto impacto nunca terminan.

 

- ¿Cuál es el activo más importante que tienen? ¿Sus ideas?
- No, el activo más importante es su capacidad de ejecución. Si me preguntás cómo se compone el proceso del desarrollo emprendedor, te diría que un 30% es la idea, pero el 70% restante tiene que ver con la implementación. Hay muchas personas tomando café con ideas brillantes, pero pocos proyectos que se llevan adelante.

- Entonces no siempre el emprendedor es el dueño de la idea...
- El emprendedor no necesariamente coincide con la idea, el emprendedor coincide con la implementación siempre. Es quien pone el proyecto a andar.

- Hace unos años era difícil que alguien con dinero confiara en la idea de otro, ¿con los años será más fácil el financiamiento? El hecho de que las fundaciones muestren a los emprendedores y que la sociedad los vea hace que aparezcan algunos aceleradores de estas nuevas empresas, algunos “venture capital” que están dispuestos a poner dinero en estos emprendedores y de esta forma el escenario empieza a cambiar.

“¿No será este el nuevo Google?”, se preguntan algunos que están atentos a esta nueva ola que puede hacerlos ricos. Para mí hay una percepción más positiva a invertir en algunos emprendedores y una visión más amigable de los bancos.

Aunque creo que el emprendedor debe seguir financiándose con las cuatro “F”. Salvo que haya una política pública que diga que hay que apostar a los emprendedores y ahí los bancos deberían cumplir un rol más importante. Pero insisto, hay organizaciones que tienen conocimientos sobre el riesgo emprendedor, que es diferente al conocimiento de los bancos.

- ¿Qué porcentaje del PBI representan los emprendedores?
- No tengo el número a nivel global, pero puedo hablar de Endeavor que pretende, en los países subdesarrollados donde trabaja, desarrollar el 1% del PBI del país. Lo que sí te puedo decir es que el 98% de las empresas que forman la estructura de producción de Córdoba son Pymes y esas Pymes en algún momento han sido emprendedores.

 

 

¿Con que tipo de emprendedor te identificas?

 

Fuente: El Diario de Infonegocios